1. castillo-de-los-duques-de-alburquerque-2Esta primera ruta se empezará en la Oficina de Turismo que se encuentra en el Castillo, declarado junto a las murallas, Monumento Artístico Nacional en 1931. Se sitúa en la parte más alta de la villa, muy cerca de la carretera de Valladolid. El edificio aparece documentado ya en 1306. Siendo rey Enrique IV cedió la villa de Cuéllar y el castillo a D. Beltrán de la Cueva, Duque de Alburquerque, en 1464. Bajo la torre sureste se encuentra la parte más antigua de la fortaleza originaria, que podría datarse en torno al siglo XII y que conserva importantes restos de la arquitectura mudéjar (arcos, alfiz, pasadizos, …). El castillo tiene planta rectangular con cuatro torreones en las esquinas, tres de ellos circulares. En el interior se abre un patio renacentista de columnas levantadas con potentes tambores de piedra caliza que sostienen una doble galería con arcos rebajados del siglo XVI, al que se abren los diferentes salones decorados con artísticas techumbres, artesonados de estuco y vigas talladas.
  2. iglesia-san-martin-de-cuellar-2La segunda parada de la visita será en la Iglesia de San Martín, que es en la actualidad el Centro de Interpretación de Arte Mudéjar, donde a través de un recorrido virtual se conoce la vida en la Edad Media. Declarada Monumento Artístico Nacional en 1931, es una de las mejores muestras de la arquitectura mudéjar de la villa. Tiene tres naves, la central es más ancha y alta y se encuentra separada de las naves laterales por pilares de ladrillos y amplio mortero de cal. Los tres ábsides se levantan con un zócalo de mampostería y sobre éste los muros se decoran con dos arquerías ciegas de medio punto dobladas y sobre ellos forman casetones rectangulares y frisos de esquinillas en ladrillo rematan los muros junto a la cubierta. El interior de estos ábsides se hicieron con arcos fajones y bóvedas de horno, conservándose parte de la pintura mural mudéjar y yeserías policromadas originales.
    La torre es independiente y se sitúa a los pies del templo, junto a la puerta de acceso oeste. Se levantó ya en el siglo XV ocupando parte de lo que sería el atrio mudéjar que rodeaba las naves de la iglesia. Desamortizada a mediados del siglo XIX, permaneció en manos privadas y en estado bastante ruinosa hasta finales del siglo XX que fue restaurada.
  3. puerta-de-san-basilio-de-cuellar-6En dirección Norte, desde la Iglesia de San Martín y formando parte de las murallas de la ciudadela, se encuentra la puerta de San Basilio, conocida también como Arco del Robledo.
    El estilo arquitectónico mudéjar de gran influencia toledana predomina en todo el conjunto defensivo, destacando dos torreones reforzando las puerta, las verdugadas de ladrillo entre los paños de mampostería de cal y canto, los arcos de ladrillo con ancho mortero de cal y los pasadizos de acceso a los dos niveles de adarve que tiene la puerta.
    Esta puerta se levantó con muros de mampostería de cal y canto reforzados en sus paramentos con diferentes acabados, partiendo de un basamento de sillares de piedra caliza que llegan a tener hasta 4 metros de altura, llegando hasta la línea de impostas de los arcos de la puerta, para levantarse el resto de los muros en mampostería ordinaria intercalada con verdugadas de ladrillos de una sola hilada separadas entre 115 y 125 cm y con esquinas en ladrillo.
    La organización de este complejo defensivo lo forman dos torres, una rectangular y la otra semicircular, que defienden la puerta en la que aparecen cuatro arcos bajo una bóveda de medio cañón, los dos interiores con dovelas de piedra caliza y los dos exteriores de ladrillos. Por el interior de la puerta se accede al paseo de ronda mediante estrechos pasadizos cerrados con bóveda de cañón, llegando a los dos niveles del adarve.
    Entre dos de los arcos exteriores se conserva el hueco del rastrillo que protegía la puerta. Coronando la puerta aparecen dos escudos de los duques de Alburquerque con las armas de los Cueva y los Toledo, y sobre la clave del arco mudéjar el escudo del Concejo de Cuéllar.
    La defensa de la puerta se completa con la torre de planta semicircular que, reforzada con dos pequeños torreones a modo de contrafuertes, se encuentra a 16 metros al noroeste de la puerta entre la muralla y la barbacana. Esta torre en su base tiene un pasadizo que lo atraviesa y que servía para recorrer la liza protegido junto a la puerta de San Basilio sin necesidad de salir fuera de las defensas.
    El lagar de San Basilio. Adosado a la muralla, aunque de un periodo posterior, podemos ver los restos de un lagar de vino que conserva el enlosado de la pila donde se depositaban las uvas y la pileta donde caía el mosto.
    Los restos arqueológicos descubiertos del lagar podrán permitir la reconstrucción y puesta en valor de lo que fue un lagar de viga, pudiéndose apreciar las siguientes estructuras:
    – Se conserva la delimitación de lo que fue la caja o pila donde se depositaba la uva que se introduce en parte bajo la misma muralla.
    – La pila donde se vertía el mosto aparece completa en un nivel inferior, destacando en el fondo su piso de losas de piedra con una central que con una forma de cazuela servía para recoger los últimos restos del mosto.
    – También se conserva el enlosado del entorno de la pila, donde con forma circular y rehundido su piso nos muestra donde se encontraría la piedra cilíndrica que unida al husillo servía de palanca de fuerza para exprimir la uva.
    – En el enlosado de la caja, junto a la torre Oeste de la puerta de San Basilio, hay una piedra tallada con dos huecos rectangulares donde irían colocados dos pies derechos de madera que servían de guías de la viga para que ésta se pudiese desplazar sin salirse de dicho carril.
  4. convento-de-san-basilio-de-cuellar-1Frente a la puerta de San Basilio se encuentra el antiguo convento de San Basilio. En sus inicios estaba en las márgenes del río Cega pero en 1606, los monjes se trasladaron al barrio de San Andrés, en la parte alta de Cuéllar. El nuevo convento se edificó a principios del siglo XVII y en su iglesia se veneraban reliquias de varios mártires y la Virgen de Nuestra Señora de la Rochela, imagen gótico-tardía traída de Francia que actualmente se encuentra en la iglesia de San Andrés.
  5. iglesia-de-san-andres-de-cuellar-8Por la carretera de Bahabón llegaremos a la iglesia de San Andrés que se sitúa extramuros de la ciudadela y nos permite tener una excelente vista panorámica de la misma. Tiene tres naves y crucero con tres ábsides, el central de mayor tamaño, decorado en el exterior con dos arquerías ciegas de medio punto y ventanas en un piso superior separadas por frisos de esquinillas. Se sabe que ya estaba construida en 1277. La iglesia se decora con ladrillo y su portada principal se levantó sobre otra anterior románica. La puerta es de medio punto con arquivoltas que terminan en columnas, rematada en su parte superior con un friso también de ladrillo. Las fachadas laterales están recorridas por unas arquerías ciegas de medio punto muy peraltadas, y en un segundo piso por otro friso de arcos ciegos separados por pilares de ladrillos.
    Tras varias obras de restauración se han descubierto las pinturas de los ábsides, de motivos geométricos en tonos rojos y negros. El retablo mayor lo preside San Andrés, alrededor del cual se distribuyen pinturas de santos. Por toda la iglesia se pueden contemplar retablos, en su mayoría barrocos, que albergan pinturas y tallas de una interesante factura. Muchas de estas imágenes proceden de otras iglesias, destacando la imagen de la Virgen de la Rochela o el Cristo de San Gil entre otros. Posee una importante colección de imágenes, entre las que destaca un calvario del gótico primitivo, que presidió la Catedral de Valladolid en la I Edición de la exposición “Las Edades del Hombre”.
  6. puerta-de-san-andres-de-cuellar-1Tomando la calle Cogeces llegamos a la plaza de San Andrés, y al fondo vemos la puerta de San Andrés que da acceso al recinto amurallado de la ciudad. Del amplio conjunto defensivo sólo se conserva un elegante arco ligeramente apuntado, que tiene también su alfiz mudéjar y aparece rematado con el escudo del Concejo de Cuéllar.
  7. OLYMPUS DIGITAL CAMERASubiendo por la judería se llega a la Iglesia de San Esteban, declarada también en 1931 Monumento Artístico Nacional. Documentada ya en 1247, era la iglesia de los hijosdalgo y donde se conservaba el archivo de la “Cofradía de la Cruz”. Es una de las iglesias mudéjares más importantes de Cuéllar y de ella sobresale su gran ábside de ladrillo, que en el exterior está formado por un tramo recto y otro poligonal que tiende a forma un semicírculo. Alternan en su decoración frisos con arcos de medio punto, ladrillos en esquinillas y huecos adintelados.
    Su retablo mayor es de estilo neoclásico con elementos decorativos del rococó, en el que descansan las imágenes del santo titular y el “Niño de la Bola”, en cuyo honor se celebra una procesión el día de Año Nuevo y otra el día de Reyes. Posee también un retablo renacentista de 1546, que representa en sus tablas escenas de la vida de la Virgen y de santos. En el presbiterio se levantan cuatro sepulcros ojivales de alabastro del siglo XV, adornados con arabescos mudéjares policromados. En las paredes han aparecido unas pinturas en tonos desvaídos, que representan figuras de santos. Dentro de los sepulcros se encuentran siete esqueletos momificados entre los que han aparecido libros de oración y bulas de los primeros tiempos de la imprenta, algunos incunables.
  8. parque-arqueologico-san-estaban-de-cuellar-2Junto a la iglesia de San Esteban, en lo que fue parte del antiguo cementerio, se ha rehabilitado dicho espacio como Parque Arqueológico Medieval. Aquí se pueden contemplar más de treinta tumbas antropomorfas excavadas sobre tierra, que han sido recrecidas para posibilitar su conservación. Hay además cinco silos de alimentos, pilas medievales para tintes y un pozo de nieve, utilizado para conservación de alimentos y medicinas.
  9. estudio-de-gramatica-de-cuellar-3Al Oeste de la iglesia de San Esteban, se encuentra el Estudio de Gramática, siguiente punto de la visita. Fue fundado por el Arcediano Gómez González en 1424 para fomentar la educación entre los cuellaranos, llegando a ser esta institución una de las más importantes de la zona durante siglos. Del Estudio de Gramática solamente se conserva las fachadas, donde los escudos del arcediano y de la casa de Alburquerque destacan en sus paramentos. En el interior se sabe existía una doble galería entorno a un patio parecida a la del castillo, aunque no se conservan restos.
  10. puerta-de-la-juderia-2Dando la vuelta al Estudio de Gramática, en la Plaza San Gil, encontramos la puerta de La Judería que comunica el primer recinto amurallado con el segundo, muy cerca de la puerta de San Andrés. Se cree que el barrio judío se encontraba en esta zona, entre la ciudadela y la ciudad, aunque hasta el momento no está suficientemente documentado.
  11. granero-de-agustin-dazaEn la misma plaza de San Gil se encuentra el antiguo granero de Agustín Daza, construido en el año 1626 según cuenta una inscripción en el dintel de la puerta de la casa. Agustín Daza fue un sacerdote preocupado por los más desfavorecidos. Este granero era una obra social en favor de los labradores pobres, ya que su fin era proporcionar trigo en tiempos de sementera para aliviar su situación. Junto a esta casa, estaba el antiguo Hospital de la Cruz.
  12. puerta-santiado-de-cuellar-1Buscando el recorrido de las murallas de la ciudadela tomamos la calle Arco de Santiago hasta llegar a la puerta de Santiago, que aparece adosada a la iglesia de Santiago con una potente torre que se derrumbó en los años setenta y que con su reciente restauración, desde su adarve proporciona unas magníficas vistas de Cuéllar.
  13. abside-santiago-de-cuellar-2De la iglesia mudéjar de Santiago sólo queda en pie una pequeña parte de la nave lateral y el ábside semicircular decorado con dos arquerías, doblada la superior y bajo un dintel los arcos de la inferior. Bajo sus muros, y en su entorno, se han encontrado enterramientos antropomorfos de fechas anteriores al siglo XIII. En esta iglesia se celebraban las ceremonias de investidura de los Caballeros de la Orden y también se conservaba el archivo de “La Casa de los Linajes”.
  14. puerta-de-san-martin-de-cuellar-1Para finalizar el recorrido por la ciudadela nos dirigiremos por la calle del Carmen a la puerta de San Martín, donde comprobamos la gran importancia de las murallas. Esta puerta, que al parecer descansa sobre otra anterior, es de grandes proporciones y hay estudiosos que sostienen que pudo ser restaurada y consolidada por el II Duque de Alburquerque, por encontrarse su escudo en la zona de su almenado.

Desde este punto se puede volver al castillo o enlazar con la siguiente ruta.