La villa de Cuéllar se define por tener un conjunto medieval en el destaca su arquitectura mudéjar civil y religiosa que se conserva desde los siglo XII y XIII y que aún en la actualidad estos monumentos se siguen utilizando para fines religiosos, culturales o privados, y sus murallas con importantes restos mudéjares son un importante recurso turístico.

  1. Puerta sureste del castilloEl Castillo. Comenzamos la ruta en la explanada del castillo para ver la puerta sureste del castillo que conserva importantes restos mudéjares. Esta puerta, torre sureste o “Torreón de La Memoria” conecta directamente con el parque de la Huerta del Duque. Se trata de una compleja puerta que estuvo enmarcada con dos torreones que conserva escaleras pasadizos, ventanas y rastrillos de esta arquitectura mudéjar que con la llegada de la casa de Alburquerque se reforzó con grandes sillares.
  2. Iglesia de San Martín. Centro de Arte MudéjarLa iglesia de San Martín, templo declarado Bien de Interés Cultural, que además de tener uno de los triples ábsides mudéjares más interesantes de Castilla y León, se ha convertido en el Centro de Interpretación del Arte Mudéjar donde se puede disfrutar de una visita especial donde nos transporta al siglo XII para ver como se construían las iglesias y como eran sus gentes, su vida diaria y la convivencia entre culturas.
    La planta de la iglesia tiene tres ábsides con sus correspondientes naves, la nave central es más ancha y alta y se encuentra separada de las naves laterales por pilares de ladrillos y amplio mortero de cal. Los tres ábsides se levantan con un zócalo de mampostería y sobre éste los muros se decoran con dos arquerías ciegas de medio punto dobladas y sobre ellos forman casetones rectangulares y frisos de esquinillas en ladrillo rematan los muros junto a la cubierta. El interior de estos ábsides se hicieron con arcos fajones y bóvedas de horno, conservándose parte de la pintura mural mudéjar y yeserías policromadas originales.
    La torre es independiente y se sitúa a los pies del templo, junto a la puerta de acceso oeste. Se levantó ya en el siglo XV ocupando parte de lo que sería el atrio mudéjar que rodeaba las naves de la iglesia.
  3. Puerta mudéjar de San BasilioPuerta de San Basilio. Desde el Centro de Arte Mudéjar nos dirigimos a la puerta de San Basilio. Este conjunto defensivo destaca por su compleja construcción que se asemeja a la arquitectura árabe toledana (arcos enmarcados por alfices, torreones en avanzadilla sobre la puerta, verdugadas de ladrillo,..).
    Esta puerta se levantó con muros de mampostería de cal y canto reforzados en sus paramentos con diferentes acabados, partiendo de un basamento de sillares de piedra caliza que llegan a tener hasta 4 metros de altura, llegando hasta la línea de impostas de los arcos de la puerta, para levantarse el resto de los muros en mampostería ordinaria intercalada con verdugadas de ladrillos de una sola hilada separadas entre 115 y 125 cm y con esquinas en ladrillo.
    La organización de este complejo defensivo lo forman dos torres, una rectangular y la otra semicircular, que defienden la puerta en la que aparecen cuatro arcos bajo una bóveda de medio cañón, los dos interiores con dovelas de piedra caliza y los dos exteriores de ladrillos. Por el interior de la puerta se accede al paseo de ronda mediante estrechos pasadizos cerrados con bóveda de cañón, llegando a los dos niveles del adarve.
    Entre dos de los arcos exteriores se conserva el hueco del rastrillo que protegía la puerta. Coronando la puerta aparecen dos escudos de los duques de Alburquerque con las armas de los Cueva y los Toledo, y sobre la clave del arco mudéjar el escudo del Concejo de Cuéllar.
    La defensa de la puerta se completa con la torre de planta semicircular que, reforzada con dos pequeños torreones a modo de contrafuertes, se encuentra a 16 metros al noroeste de la puerta entre la muralla y la barbacana. Esta torre en su base tiene un pasadizo que lo atraviesa y que servía para recorrer la liza protegido junto a la puerta de San Basilio sin necesidad de salir fuera de las defensas.
  4. Iglesia de San AndrésIglesia de San Andrés. Salimos del recinto amurallado en dirección a la carretera de Bahabón y enseguida llegaremos a la iglesia de San Andrés, el templo mudéjar más completo de Cuéllar. La iglesia se decora con ladrillo y su portada principal se levantó sobre otra anterior románica. La puerta es de medio punto con arquivoltas que terminan en columnas, rematada en su parte superior con un friso también de ladrillo. Las fachadas laterales están recorridas por unas arquerías ciegas de medio punto muy peraltadas, y en un segundo piso por otro friso de arcos ciegos separados por pilares de ladrillos.
    Tras varias obras de restauración se han descubierto las pinturas de los ábsides, de motivos geométricos en tonos rojos y negros. El retablo mayor lo preside San Andrés, alrededor del cual se distribuyen pinturas de santos. Por toda la iglesia se pueden contemplar retablos, en su mayoría barrocos, que albergan pinturas y tallas de una interesante factura. Muchas de estas imágenes proceden de otras iglesias, destacando la imagen de la Virgen de la Rochela o el Cristo de San Gil entre otros. Posee una importante colección de imágenes, entre las que destaca un calvario del gótico primitivo.
  5. Puerta de San AndrésPuerta de San Andrés. Desde la plaza de San Andrés volvemos a entrar en el conjunto amurallado a través de los restos mudéjares de la puerta de San Andrés que sobre un arco de ladrillo enmarcado con alfiz aparece el escudo del concejo de Cuéllar.
  6. Iglesia mudéjar de San EstebanIglesia de San Esteban. Pasaremos por el barrio de la Judería hasta llegar a la iglesia de San Esteban que destaca su imponente ábside sobre un estratégico espolón. Arcos, casetones y frisos de esquinilla, definen la alternancia del rojo y el blanco de los ladrillos y morteros de este singular arte mudéjar.
    En el presbiterio se levantan cuatro sepulcros ojivales de alabastro del siglo XV, adornados con arabescos mudéjares policromados. En las paredes han aparecido unas pinturas en tonos desvaídos, que representan figuras de santos. Dentro de los sepulcros se encuentran siete esqueletos momificados entre los que han aparecido libros de oración y bulas de los primeros tiempos de la imprenta, algunos incunables.
    Se completa este monumento en su entorno exterior con el parque arqueológico medieval donde tumbas antropomorfas se mezclan con silos, pozos y pilas de antiguas tenerías.
  7. Ábside de SantiagoÁbside de Santiago. Siguiendo la muralla hacia la calle del Carmen llegamos al ábside de Santiago que conserva sus arquerías y casetones mudéjares. Conjunto monumental que como la iglesia de San Esteban se encuentra junto a la muralla del primer recinto y sobre el que desde su torreón se divisa la espléndida vista del “mar de pinares”.
  8. Atrio mudéjar de la iglesia de San MiguelIglesia de San Miguel. Bajando por la calle de La Morería llegamos a la plaza Mayor, allí se encuentra la iglesia parroquial de San Miguel que se caracteriza por su mezcla de estilos. Conservándose parte de las arquerías de ladrillo de lo que en su día fue su atrio mudéjar.
  9. Torre mudéjar de Santa MarinaTorre de Santa Marina. Cerca de la plaza Mayor, en la plaza de Santa Marina, encontramos la única torre de iglesia de Cuéllar que conserva en todo su esplendor la traza mudéjar, (arquerías de ladrillo cegadas enmarcadas en casetones o mampostería con verdugadas de ladrillo).
  10. Iglesia de la TrinidadIglesia de la Trinidad. Bajando por la calle de Santa Marina encontraremos la iglesia de la Trinidad y los restos de su convento. Esta iglesia de propiedad privada tiene su cabecera y ábside mudéjar, y destaca por su singularidad interior ya que se reformó en el siglo XIX convirtiéndola en vivienda de dos plantas y aún hoy se encuentra su mobiliario y disposición decimonónica
  11. Iglesia de Santa Mª de la Cuesta. Atrio mudéjar oculto.Iglesia de Santa María de la Cuesta. La iglesia de origen románico de Santa María de la Cuesta, conserva restos mudéjares en su atrio oculto y en su esbelta torre.
  12. Ábside mudéjar de la Iglesia de el SalvadorIglesia de El Salvador. Es una construcción mudéjar de 1299. En el exterior, el ábside poligonal tiene arquerías ciegas, aunque su visión es muy original debido a los arbotantes que salen de la cabecera, y que fueron colocados para sujetar la posterior bóveda barroca.

AUDIO GUÍA. RUTA MUDÉJAR