Formando parte de las murallas de la ciudadela en su parte norte, se encuentra el Arco de San Basilio, conocido también como Arco del Robledo. Su construcción data probablemente del siglo XII, junto con el Arco de San Andrés, conteniendo principalmente elementos mudéjares y algunos góticos en los remates de alguno de sus paños. Es una pequeña fortaleza flanqueada por un cubo torneado y torreón de planta rectangular. Tiene un arco de triple anillo.