En la avenida.Camilo José Cela, cercano al Convento de la  Concepción, se levanta la Capilla de Santo Tomé, que formaba parte de la primitiva iglesia, ya levantada en 1272. En su interior se venera a la patrona de Cuéllar, la Virgen del Rosario, talla de madera policromada que si bien se corresponde con el estilo románico, la tendencia al movimiento y la naturalidad hace que se pueda catalogar como gótica y fechar en los últimos años del siglo XV. Es una Virgen sedente vestida con túnica y manto y cubierta por un velo que le cae sobre los hombros. Sostiene al Niño sobre sus rodillas, que extiende la mano para coger la flor que le ofrece la Madre. En una de las paredes del templo aparecen sepulcros adosados con los escudos de armas de las familias de los Corral y Arellano, Velázquez y Ruiz de Herrera.