Junto al Castillo se encuentra la Iglesia de San Martín, que en la actualidad alberga el Centro de Interpretación del Arte Mudéjar. Fue declarada también Monumento Artístico Nacional en 1931 y es una de las mejores muestras de la arquitectura de la villa.

Tiene tres naves, la central más ancha y alta, separadas por pilares y cubiertas de ladrillo con arcos fajones, con el ábside central, con bóveda de horno, más grande que los laterales. En el exterior, los ábsides se decoran con arquerías ciegas de medio punto dobladas, siendo la superior arquitrabada. La torre es independiente y se sitúa a los pies del templo, junto a la triple puerta de acceso. Fue desamortizada a mediados del siglo XIX, permaneciendo en manos privadas y ruinosa hasta que la compró el Ayuntamiento y la restauró la Escuela Taller en los años ochenta del pasado siglo XX.