El edificio fue construido a principios del siglo XVI y actualmente alberga el Ayuntamiento de Cuéllar, situado en la  Plaza Mayor.

Posee un hermoso patio gótico-renacentista y en él se conserva un díptico de Juan Fernández, pintado en torno a 1429, que estuvo en sus orígenes en el Hospital de la Magdalena. En una de sus tablas se representa un Calvario con la Virgen y San Juan a los pies. En la otra una Asunción con el donante y su blasón al pie.

En este edifico también se conservan los restos de Antonio de Herrera, cronista de Indias que primitivamente estuvo en la Iglesia de Santa Marina.