Al Sur de la villa y fuera del conjunto amurallado da nombre esta iglesia a uno de los arrabales con más abolengo del municipio. Este templo está documentado en el año 1299, aunque su primitiva construcción sería del siglo XII.

El ábside poligonal tiene tres bandas superpuestas de arquerías ciegas de ladrillos y casetones rectangulares. La superposición en el siglo XVIII de una cúpula sobre el ábside obligó a colocar en el entorno exterior del ábside mudéjar cuatro contrafuertes a modo de arbotantes que le dan una visión muy original.

Este templo tuvo dos atrios, el del sur de arcos apuntados y dovelas de piedra y el del norte –casi sin restos- seguramente fue de ladrillos. Junto a este atrio mudéjar se conserva la base de la primitiva torre mudéjar que en la actualidad forma parte de la una vivienda privada con los restos del atrio Norte.